FINANZAS Y MATRIMONIO

La crisis financiera es una de las mayores causas de división en una relación de pareja. Los desacuerdos a la hora de comprar, el deseo de tener más, la toma de decisiones sin consentimiento del otro, las deudas y la preocupación por los pagos cuando el dinero no al
canza, llevan a descargar en el otro la culpa, el enfado o la responsabilidad. Es importante tener en cuenta los siguientes aspectos, para evitar que las finanzas se vuelvan un motivo de conflicto dentro del matrimonio:

¿Por qué crear un presupuesto familiar?
“Asegúrate de saber cómo están tus rebaños; cuida mucho de tus ovejas; pues las riquezas no son eternas ni la fortuna está siempre segura” Proverbios 27:23,24Este mes no me alcanzó el dinero ¿En qué me lo gasté? Es una pregunta que no se haría si elaborara un presupuesto familiar por escrito. Crear y llevar un presupuesto es hacer cada mes una lista de los ingresos y restar los gastos, para poder controlar cómo, cuándo y cuánto puede gastar.


¿Por qué administrarlo juntos?
“Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo” Eclesiastés 4:9
Desde el momento del matrimonio el dinero dejó de ser “lo tuyo y lo mío” y se convirtió en lo “nuestro”, así que todas las decisiones que tomen por separado, en cuanto a cómo invertir o gastar el dinero, afecta su presupuesto familiar y con el tiempo su relación de pareja.
La mejor manera de tener sanidad financiera, es hacer un sólo presupuesto para la familia, así la pareja tendrá un conocimiento total del verdadero estado financiero y el dinero podrá ser mejor invertido. Juntos, tomando las decisiones correctas, aportando ideas y haciendo acuerdos, pueden crecer y planificar mejor las finanzas. Se disminuyen los riesgos de malas inversiones, se controlan las compras compulsivas y se reduce el uso de la tarjeta de crédito, se establecen prioridades y se fomenta el ahorro.

El trabajo en equipo para administrar el dinero dentro del matrimonio, se hace indispensable para sacar adelante los proyectos que se propongan. Produce solidaridad, mejora la comunicación, se comparte la responsabilidad y elimina futuros roces. Cuando se equivoquen lo harán juntos y no se reprocharan, cuando acierten se felicitarán el uno al otro.

¿Cómo equilibrar los gastos del hogar?
Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada” Proverbios 13:7ª

Cuando se elabora un presupuesto, lo más sabio es poner en orden los gastos de primera necesidad y luego los que no lo son, incluir el pago de las deudas y ajustarlo de tal manera, que se logre destinar un porcentaje para ahorro. A veces se lleva un estilo de vida superior al que se puede y se adquieren compromisos y deudas demasiado altas en comparación con los ingresos.


No guardar un equilibrio en el presupuesto conducirá a un futuro fracaso financiero.

Las deudas, un enemigo de las finanzas

… y el que toma prestado es siervo del que presta” Proverbios 22:7

“El que no tiene cultura de ahorro, tiene cultura de deuda” Cuando usted compra a crédito, no es dueño de lo que tiene hasta que lo pague totalmente. Sea un buen administrador, pague sus deudas y no adquiera otras, en lo posible ahorre hasta completar el total de su compra y su dinero le rendirá más.

Cuando hay un proyecto que necesariamente requiera crédito, evalúe junto con su pareja todas las posibilidades y proyecten dentro del presupuesto las cuotas a pagar, porque las deudas no planificadas son un enemigo de la prosperidad, carcomen los ingresos y usted gasta lo que no tiene.

Aparte la porción para Dios

“Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde” Malaquías 3:10
Todo lo que usted recibe es porque Dios se lo ha dado y la única forma de corresponderle es dando su diezmo y ofrenda. Cuando usted es obediente en este mandato, sus finanzas recibirán la bendición de Dios.

REFLEXION:

Revise permanentemente su presupuesto familiar. Pídale a Dios sabiduría para ser un buen administrador del dinero que El le ha dado.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios les bendiga grandemente

Anónimo dijo...

muy bueno el articulo, pero ?como hacer cuando la mujer tiene mayores ingresos y ademas una empresa con mas gastos? ganr menos entonces el hombre con la excusa de ganar menos no asume ni una cuarta parte de los gastos???

Abel Amarilla dijo...

Excelente articulo. Los invito a pasar por mi blog: definanzasylabiblia.blogspot.com tambien estamos en facebook de finanzas y la Biblia.
Bendiciones