LA MEJOR ALTERNATIVA: LA ORACIÓN

La oración es entrar en comunicación con Dios Padre, por medio de su Hijo. Porque es gracias al sacrificio que Jesucristo hizo en la cruz que tenernos el privilegio de ser sus hijos y entrar en una relación intima y personal con Él.

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12

Al dirigirme en oración al Padre Celestial, estoy reconociendo que sin Él nada puedo hacer, y estoy confiando que Él proveerá la ayuda que necesito.

Nos preguntamos ¿Para qué orar si Él ya lo conoce todo? Es cierto, cuando oramos estamos hablando con un Dios que posee todo el conocimiento, Él ya sabe todo lo que tenemos que decirle antes de que se lo digamos y lo que va a pasar antes de que suceda. Pero la oración cambia cosas, nos sostiene en tiempo de angustia, nos da paz, dirección, sabiduría para actuar, la Escritura dice que "La oración eficaz del justo puede lograr mucho” (Santiago 5:16). Ante nuestra incapacidad humana para producir cambios, está un Dios todopoderoso que nos ayuda en todo.

Es por eso que cuando detectamos que algo está sucediendo con nuestro cónyuge, cuando algo amenaza la unidad matrimonial, cuando la rutina nos acecha, o las finanzas no andan bien, cuando no hay intimidad placentera o el egoísmo prima, cuando hay asomos de violencia, una queja, altibajos emocionales o simplemente sentimos que algo pasa pero que no identificamos: es necesario orar.


¡Hay que empezar!


Cuando no se tiene una disciplina de oración, hay que planificar tenerla. Al igual que a nadar se aprende nadando, a orar se aprende orando. Escoja en que horario lo va a hacer y cual es el lugar adecuado. Tenga a mano una Biblia (allí están los mejores maestros de la oración) y comience.

“Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” Mateo 6:6


¿Pero, y que le digo al Padre Celestial? Puede que al principio no haya mucha fluidez pero no se desanime, por el contrario, persevere, cuéntele en sus propias palabras todo lo que su corazón siente, todo lo que le duele o incomoda, lo que necesita, lo que le agradece, todo lo que le resulta difícil de hacer y dejar.

No le reclame ni le cuestione, acérquese con humildad y simplemente derrame su corazón delante de un Dios Todopoderoso, que al mismo tiempo es un Padre amoroso y exprésele además de sus peticiones, alabanza y agradecimiento por todo lo que ha hecho por usted.

Una buena sugerencia para entrenarse en oración es elegir un salmo o una porción de la Biblia y hablar simplemente con el Señor acerca de lo que dice cada versículo y así podrá alinear su deseo con el Suyo y tener la certeza que El responderá en su tiempo, conforme a su voluntad.

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho”. 1 Juan 5:14-15


Orando juntos

Que bendición es para un matrimonio, cuando ambos se ponen de acuerdo para postrarse delante de Dios y presentar sus peticiones, cuando claman para que Dios les renueve el amor conyugal día tras día.

¡Cuánto crecerá espiritualmente una pareja que se une en un mismo sentir y con fe le piden a Dios sabiduría y fortaleza para solucionar sus diferencias y dificultades!

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra. Mantendré abiertos mis ojos, y atentos mis oídos a las oraciones que se eleven en este lugar” 2 Crónicas 7:14-15


REFLEXION:

La oración es la mejor alternativa para aliviar todos los inconvenientes que surgen de la convivencia o de las circunstancias. Seguramente Dios resolverá lo que le han pedido de la manera que considere mejor en su sabiduría.

3 comentarios:

cris dijo...

estas oraciones solo sirven para restauran matrimonios o tambien vales para parejas que se han roto y no estaban casadas?

Anónimo dijo...

Pido a travez de este medio se ore por la reconstitución de nuestro hogar y que mi esposa Karina vuelva a sentir amor por mi Amilcar, para poder volver a estar en familia junto a nuestros dos hijos. Amo a mi esposa, pero he sido tonto y egoísta, y recien hace poco he podido cambiar pero ella no cree en mi. Aclaro que jamas la he golpeado o engañado, solo me concentré en una meta para mejorar nuestras vidas y olvidé los pequeños detalles que son los mas importantes. Muchas gracias por vuestras bendiciones, Amilcar y Karina.

Anónimo dijo...

Hola quiero que oren por el Matrimonio de Iris y Miguel creo y siento que cada día se esta desquebrajando mas y mas, no hay día que no nos enfademos por tonterías, siempre hay un dilema que no nos ponemos de acuerdo en quien tiene la razón.