6 Enemigos Mortales del Matrimonio

Por Tim Challies

El matrimonio está bajo ataque. El matrimonio siempre ha sido objeto de ataques. El mundo, la carne y el diablo están todos firmemente opuestos al matrimonio, y sobre todo a los matrimonios que son distintivamente cristianos. El matrimonio, después de todo, es dado por Dios para fortalecer su pueblo y para glorificarse a sí mismo; poco se extrañe, entonces, que sea constantemente un gran campo de batalla.

He estado pensando recientemente acerca de algunos de los enemigos más importantes del matrimonio cristiano y, en definitiva, los enemigos principales que veo trepando para atacar mi propio matrimonio. Aquí hay 6 enemigos mortales de matrimonio, y el matrimonio cristiano en particular.

El Descuido del Fundamento

El enemigo del matrimonio que se merece estar en la parte superior de la lista es el siguiente: descuidar el fundamento –descuidar el fundamento bíblico. La Biblia deja en claro que el matrimonio es una institución decretada por Dios y una institución destinada a glorificar a Dios, mostrando algo de él. El gran misterio del matrimonio es que la relación de pacto de los esposos es un retrato de la relación de pacto de Cristo y Su iglesia. El Matrimonio es de Dios, acerca de Dios, para Dios, y por Dios, por eso descuidamos a Dios a nuestro propio riesgo. Es sólo cuando el fundamento bíblico está en su lugar estamos en condiciones de entender correctamente cómo un marido y esposa deben relacionarse, cómo van a asumir sus roles separados, y cómo van a tratar de dar gloria a Dios, tanto individual como con pareja. Construir el matrimonio en cualquier otro fundamento es descuidar la roca a favor de construirlo sobre la arena.

Educar hijos creyentes



Si ha sido padre por un tiempo, no debe ser una sorpresa que su hijo vino al mundo con una habilidad insaciable para el mal. Incluso antes de nacer, el pequeño corazón de su bebé estaba programado para el pecado y el egoísmo. La inclinación hacia la depravación es tal que, si se le da rienda suelta, cada bebé tiene el potencial de convertirse en un monstruo.


El pecado original es la doctrina bíblica que explica la inclinación pecaminosa de su hijo. Significa que los niños no llegan al mundo buscando a Dios y Su justicia. Ni entran al mundo con una inocencia neutral. Llegan al mundo buscando cumplir sus deseos pecaminosos y egoístas. La Escritura también enseña una doctrina llamada depravación total, que se refiriere a la extensión del pecado original. Aunque la obra de la naturaleza pecaminosa no necesariamente alcanza la expresión total en la conducta de todos, no obstante se llama depravación total porque no hay un aspecto de la personalidad, carácter, mente, emociones o voluntad humana que esté libre de la corrupción del pecado o inmune a las seducciones del mismo.

Dicho francamente, el pecado no se aprende – es una disposición innata. Sus hijos obtuvieron su naturaleza pecaminosa de usted, usted la obtuvo de sus padres, sus padres la obtuvieron de sus padres y así sucesivamente, hasta llegar a Adán. En otras palabras, la caída de Adán manchó toda la raza humana con el pecado. Ambos, la culpabilidad y la corrupción del pecado son universales. El apóstol Pablo escribió: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:12). “Por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres” (v. 18), significando que hemos heredado la culpabilidad del pecado. Y “porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores” (v. 19), significando que hemos heredado la corrupción del pecado. Nadie está exento. Nadie nace verdaderamente inocente.

¿Es correcto que una esposa trabaje fuera de su hogar? ¿Cuáles deben ser sus prioridades?


Esta pregunta no se puede contestar con un simple sí o no. Solo se puede dar un claro entendimiento de las prioridades de Dios para la mujer. Una prioridad fundamental para cada mujer cristiana es de vivir sensiblemente. A su nivel más básico, una mujer sensible es una quien entiende las prioridades de Dios para su vida y vive una vida auto-controlada y ordenada consistente con esas prioridades.


Cuáles son las prioridades de Dios para la mujer? Siete prioridades de una esposa piadosa se encuentran en Tito 2:3-5 donde Pablo exhorta a las mujeres mayores a enseñar “a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada”.


El fallar a vivir de acuerdo con estas siete prioridades, causará que la Palabra de Dios no sea honrada. Por otro lado, la esposa quien ordena su vida de acuerdo a estas prioridades honrará la Palabra de Dios.

Siete prioridades de una esposa piadosa 

Las esposas deben amar a sus esposos. 

Este mandamiento es simple e indiscutible. No hay condiciones o excepciones. No es solamente una virtud que amen a sus esposos, pero pecan si no los aman. Pablo no se está refiriendo al amor romántico o sexual, aunque eso tiene un lugar muy importante y apropiado en el matrimonio. Él está hablando de un amor comprometido que las esposas piadosas escogen tener para con sus esposos, así como esposos piadosos escogen tener para con sus esposas (Efesios 5:25, 28). El término se refiere a un amor dispuesto y determinado que no se basa en el mérito del esposo, y en cambio se basa en el mandamiento de Dios y eso se extiende con el corazón cariñoso y obediente de una esposa. Aun los esposos no aptos para el amor, insensibles, infieles y egoístas deben ser amados. Esta clase de amor entre esposos y esposas incluye devoción incondicional, y es una amistad que es fuerte y profunda. Y cuando una esposa verdaderamente no ama a su esposo, ella debe en obediencia al Señor entrenarse a amarlo.

La feminización de la familia

¿Qué es lo que define la masculinidad de un hombre? ¿Cómo la Biblia define lo que significa ser hombre? ¿Cuáles son las características del hombre según la Biblia? Quizás sea extraño preguntarnos eso. Los hombres deben saber lo que es ser un hombre. Quizás eso era así hace algunas décadas, pero hoy ya no lo es. Sufrimos las consecuencias de una sociedad afeminada. La sociedad, nuestras iglesias y nuestras familias sufren por causa de este mal. 

Acerca da feminización de la iglesia, Stephen C. Perks dice:

La agenda del liderazgo, que es una agenda masculina, fue substituida por una agenda femenina, que es un desastre para el liderazgo. La iglesia ha abandonado el Dios de las Escrituras por la comodidad de una divinidad de tipo femenino que no necesita líderes eclesiásticos que expongan doctrinas bíblicas o actúen con convicción de acuerdo con la Palabra de Dios (ambos son percibidos, muchas veces con razón, como causadores de división – Mt. 10.34ss); pero, en lugar de eso, exige líderes simplemente para ser madres de sus congregaciones de forma femenina. (2012) 

En las familias cristianas acontece lo mismo. Los hombres dieron su lugar para las mujeres, o comenzaron a liderar de forma femenina. Esto es resultado del movimiento feminista, un movimiento que el hombre cristiano no tuvo valentía para resistir. 

Booz: Cualidades de un hombre de Dios

La biblia está llena de hombres que por su piedad y buen ejemplo vale la pena estudiarlos y ponerlos como modelo para aprender de ellos. Booz  es uno de estos valiosos varones de Dios que merecen nuestra atención.

La historia de Booz la encontramos en el libro de Ruth, en donde se nos narra el amor de Booz y Ruth. Él, un hombre soltero, rico y honorable. Ella, viuda, humilde, pobre, de origen pagano pero  que renunció a sus dioses para ir tras el único y verdadero Dios y con la determinación de no abandonar a su suegra.

El pueblo de Israel tenía una ley para proteger a la familia: “la ley del levirato”, que consistía en que una mujer viuda que no tuviera hijos, podía desposarse con su cuñado, el hermano del difunto, para que tuviese descendencia, heredara sus bienes y perpetuara su nombre.  Booz se inspira en la piedad de esta ley para arropar a la desamparada Ruth de su estado de pobreza y soledad.

El culto familiar

Publicado por Chapel Library 2603 West Wright St. Pensacola, Florida 32505 USA

A.W. Pink (1886-1952)

Existen algunas ordenanzas exteriores y medios de gracia exteriores claramente implícitos en la Palabra de Dios, pero en la práctica tenemos pocos, si acaso algunos, preceptos claros y positivos; más bien nos limitamos a recogerlos del ejemplo de hombres santos y de diversas circunstancias secundarias. Se logra un fin importante por este medio; es así que se prueba el estado de nuestro corazón. Sirve para hacer evidente si los cristianos descuidan un deber claramente implícito por el hecho de no poder cumplirlo. Así, se descubre más del verdadero estado de nuestra mente, y se hace manifiesto si tenemos o no un amor ardiente por Dios y por servirle. Esto se aplica tanto a la adoración pública como a la familiar. No obstante, no es difícil dar pruebas de la obligación de ser devotos en el hogar.

Considere primero el ejemplo de Abraham, el padre de los fieles y el amigo de Dios. Fue por su devoción a Dios en su hogar que recibió la bendición de: “Porque yo lo he conocido, sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio” (Génesis 18:19). El patriarca es elogiado aquí por instruir a sus hijos y siervos en el más importante de los deberes, “el Camino del Señor” –la verdad acerca de su gloriosa persona, su derecho indiscutible sobre nosotros, lo que requiere de nosotros. Note bien las palabras “que mandará”, es decir que usaría la autoridad que Dios le había dado como padre y cabeza de su hogar, para hacer cumplir en él los deberes relacionados con la devoción a Dios. Abraham también oraba a la vez que enseñaba a su familia: dondequiera que levantaba su tienda, edificaba “allí un altar a Jehová” (Génesis 12:7; 13:4). Ahora bien, mis lectores, preguntémonos: ¿Somos “simiente de Abraham” (Gálatas 3:29) si no “hacéis las obras de Abraham” (Juan 8:39) y descuidamos el serio deber del culto familiar? El ejemplo de otros hombres santos es similar al de Abraham. Considere la devoción que refleja la determinación de Josué quien declaró a Israel: “Yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15). No dejó que la posición exaltada que ocupaba ni las obligaciones públicas que lo presionaban, lo distrajeran de procurar el bienestar de su familia.

Las mentiras que hemos creído del matrimonio

Un excelente artículo acerca de las verdades del matrimonio en el Blog El evangelio según Jesucristo:

A Usted se le ha estado mintiendo sobre su matrimonio
Por Hans Molegraaf
Odio tener que decírtelo, pero te han mentido.

Y, se le ha estado mintiendo todos los días. Lo peor es que probablemente no sabe en qué medida está sucediendo. Pero no nos engañemos, está sucediendo. Constantemente. Cada día.. Y las mentiras vienen de varias fuentes …

Las mentiras vienen de los medios de comunicación, música, noticias, anuncios, medios de comunicación social, y por desgracia de algunos de nuestros amigos bienintencionados e incluso algunos pastores, sólo para nombrar unos pocos …

Con el fin de reconocer las mentiras, debemos estar embriagados en la verdad. Sí, ¡ebrio! Esa es la idea detrás de lo que Pablo estaba hablando en Efesios 5:18:

“… No os embriaguéis con vino… antes bien sed llenos del Espíritu.”

Escapando de la tentación sexual -Pornografía en internet (3)

Los peligros de la pornografía en Internet

Durante una charla en mi iglesia sobre la pureza sexual, le comenté a los padres que si ellos permiten que sus hijos tengan acceso a la Internet en la intimidad de sus habitaciones, sería igual que comprarles miles de revistas pornográficas y guardarlas en los armarios de sus hijos para luego decir: "Jamás mires ahí". Es básicamente lo mismo.

Después de este mensaje, una madre y sincera cristiana se acercó a mí. Ella se sentía ofendida por mi advertencia a los padres de no permitir que sus hijos tengan acceso sin control o restricciones al Internet. "No puedo creer que haya dicho eso", comenzó. "Mi hijo tiene acceso a la Internet en su habitación, y ¡confío en él! Es un buen chico".

Yo le dije: "Yo fui un chico de séptimo grado. Te voy a decir ahora mismo, tú crees que estás honrando a tu hijo confiando en él, pero lo estás preparando para una caída. Le puedes entregar un arma de fuego, y es probable que su vida resulte mejor que si lo entregaras a la Internet así".

Si esto te parece una exageración, simplemente no entiendes los efectos devastadores de la pornografía. A pesar de que sería irresponsable simplemente entregar un arma de fuego a tu hijo, muchos niños no la tocarían por miedo a hacerse daño a sí mismos o a otros. Pero la gran mayoría de los que tienen acceso a la pornografía la va a ver, y muchos de ellos se convertirán en adictos, arruinando sus vidas y en muchos casos arruinando sus futuros matrimonios.

Escapando de la tentación sexual -Lideres y Pastores (2)

Un mensaje a los pastores y líderes cristianos

Entre las minas morales que encuentra un líder cristiano en su trayectoria está la posición de poder y su influencia inherente en cualquier ministerio. Mientras más prominente sea el ministerio, mayor es el poder y la influencia. En el ministerio pastoral, por ejemplo, hay una extraña mezcla de adulación del ego y crítica debilitante que puede llenar a líderes de orgullo o desesperación. Al igual que nuestro Señor, los pastores tienden a ser adorados o crucificados, a veces ambos en un solo día. En este proceso de altas y bajas se deforma nuestra perspectiva y se va debilitando nuestra resistencia a la tentación.

Cada uno de nosotros debe aprender a asumir la responsabilidad de cada elección. Los que estamos en el ministerio, ya sea a tiempo completo o parcial, remunerados o no, en la iglesia o en la para-iglesia, debemos asumir una responsabilidad aún mayor de nuestras opciones tanto hacia los que servimos como hacia aquellos con quienes servimos. Esto impone una responsabilidad sobre laicos, y especialmente los que son líderes laicos en la Iglesia, de pedir al liderazgo pastoral que rinda cuentas por sus acciones. Como miembro de una iglesia local, tú debes no sólo orar por tu equipo pastoral, sino también estar dispuesto a enfrentarlos cuando sus obras los hagan caer en descrédito (1 Timoteo 3:1-7).

Escapando de la tentación sexual (1)

"Sed sobrios y velad. Porque vuestro adversario el diablo, ronda como león rugiente, buscando a quien devorar"(1 Pedro 5:8).

Somos vulnerables a la inmoralidad sexual.

Todos los cristianos son susceptibles al pecado sexual. El mito de que somos moralmente invulnerables está muriendo poco a poco, incluso frente a la abrumadora evidencia. Pero no hay y nunca ha habido un anticuerpo místico que nos hace inmunes al pecado sexual.

"El orgullo va antes de la destrucción, la altivez de espíritu antes de la caída" Proverbios 16:18. ¿Qué nivel de orgullo está obligado a creer que el pecado sexual, podría superar a Lot, Sansón, David ("un hombre conforme al corazón de Dios"), Salomón, los Corintios, y muchos líderes cristianos de hoy, pero no a mi? Las advertencias de Pablo merecen un lugar destacado en nuestros espejos, tableros,escritorios y computadoras: "considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado" Gálatas 6:1: "Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga" 1 Corintios 10:12.

Somos totalmente responsables de nuestras opciones morales.

A menudo se dice que la gente "cae" en la inmoralidad. La expresión es tan reveladora como defectuosa y peligrosa. El propio término caída denota una mentalidad de víctima. Suena como si estuviéramos caminando por una calle y alguien nos hiciera tropezar o nos patee los pies. Esto implica que el colapso moral viene de la nada, que hay poco o nada que podríamos haber hecho para evitar lo sucedido.


Poniendo en Peligro los Estándares de Dios para la Sexualidad

Por: Tim Challies

Como cristianos, somos expertos en buscar la cultura que nos rodea y ver cómo se está violando buenos estándares de Dios en lo que respecta a la sexualidad. No hace mucho tiempo, sin embargo, se me pidió reflexionar sobre las formas en que los cristianos pueden comprometer las normas de Dios para la sexualidad, algunos de esos pecados ocultos o santificados en los que nos permitimos comprometer nuestras vidas, nuestros matrimonios, nuestras iglesias. Se me ocurrieron cinco maneras en que los cristianos pueden poner en peligro las normas de Dios para la sexualidad.

Ponemos el peligro el estándar de Dios para la sexualidad cuando:

Dejamos el evangelio fuera la cama matrimonial

Los cristianos siempre tienen problemas para extender el alcance del evangelio de la salvación hasta al sexo. Sin embargo, el evangelio no se trata sólo de ese compromiso de una sola vez, sino de cómo vivimos hoy y cada día. Se extiende a través de cada parte de la vida.

El evangelio dice: Cual sea lo que debe ser mi matrimonio y cual sea lo que debe ser nuestra relación sexual, debe ser parte de esa Imagen de Cristo y de la iglesia . Cuando estoy pensando en el sexo de esta manera, estoy primero preguntando, ¿Esto parece un retrato fiel de Cristo y la iglesia? ¿Refleja a Cristo entregando su vida por su novia? ¿Qué refleja la iglesia al gozosamente someterse a Cristo? Esto nos reorienta completamente fuera de sí mismo, del amor propio y del autoservicio, y me orienta hacia mi esposa. Este retrato del matrimonio no termina cuando cerramos la puerta del dormitorio.

Cuando comprometemos este estándar quedamos atados por la ley en vez de ser liberados por el Evangelio, nos hemos convertido en auto-centrados en vez de enfocarnos en otro. La Ley está siempre enfocada hacia sí misma, el evangelio se centra siempre hacia el otro y, finalmente, hacia Dios. Si nos permitimos retroceder en esa antigua tentación de la ley, inevitablemente dañaremos nuestra relación con la persona que amamos más.


Nueve pasos contra el enojo: Un posible salvavidas matrimonial - John Piper

Un Posible Salvavidas Matrimonial en Nueve Pasos

La gracia de Dios es paciente y trabaja tanto de manera instantánea como a lo largo del tiempo. Un error que a veces cometemos es pensar demasiado idealista, como si gastáramos nuestra primera disculpa, no hay oportunidad para una segunda.

El modo de pensar sobre este salvavidas matrimonial bíblicamente es que este es un esfuerzo para ver Colosenses 3:13 tomar forma en la vida real: "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros". Existe tanto "soportándoos" como "perdonándoos". ¿Cómo se mezclan en el matrimonio?

Aquí hay una manera que tengo en mente. Describiré nueve pasos hacia la reconciliación con tu esposa (o esposo, o amigo, o colega). A veces esto es necesario cuando eres demasiado pecador como para disculparte sinceramente la primera vez. Esto es una experiencia real más a menudo de lo que me gustaría admitir, y, en otro sentido, no lo suficientemente frecuente. (Esposas y esposos, escuchen estos pasos con ustedes mismos en ambos roles.)

El Rol del Hombre en la Iglesia de Hoy



1. El Varón Consciente de su Sacerdocio y Liderazgo


Las palabras sacerdocio y sacrificio están relacionadas, de tal manera, que no podemos definir una de ellas sin referirnos a la otra. El sacerdote es la persona que efectúa un sacrificio, y sacrificio, es toda ofrenda a Dios para expiación del pecado.

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, gente santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable”. – 1ra. de Pedro 2:9.

También nuestra responsabilidad involucra un liderazgo espiritual en el hogar, en la iglesia y en todo lugar donde podamos contribuir al crecimiento del cuerpo de Cristo.

2. El Varón Preparado en el Conocimiento de Las Escrituras

El campo que un varón tiene que desarrollarse y prestar un servicio integro al cuerpo de Cristo es amplio y vasto. Para ello hay muchos requisitos que la Biblia señala, y uno de ellos es la preparación en el conocimiento de las Sagradas Escrituras. Este conocimiento no debe ser superficial o simple, sino profundo y completo, 2 Ti. 2:15.  griego ortostomounta, este verbo quiere decir que traza correctamente la escritura. 2 Ti. 3:15-17. El estudio personal de la palabra de Dios, más allá de un devocional diario, nos hará crecer y desarrollarnos espiritualmente. Nos hará madurar y completos, aptos para Guiar a la Familia siendo la cabeza del hogar.

Las responsabilidades de los padres para con sus hijos

De: Las Obras Prácticas de Baxter, Vol. 1, Un Libro Cristiano de Instrucciones,
acerca de Economía Cristiana, Cap. X, pp. 449-454


Parcialmente les he contado a ustedes antes de cuán grande es la importancia de la educación sabia y santa de los hijos para la salvación de sus almas, para el alivio de sus padres, para el bien de la iglesia y el estado, y para la felicidad del mundo; sin embargo ningún hombre es totalmente capaz de expresar esto bien. Y ningún corazón puede concebir cómo el mundo ha fallado en el abandono de esta responsabilidad y cuán grande es esta calamidad; pero aquellos que piensan en el estado en que se encuentran las naciones paganas, infieles e impías, y cuán escaso es el crecimiento de la verdadera piedad, y cuántos millones deben permanecer en el infierno para siempre, sabrán mucho más acerca de esta inhumana negligencia como para llegar a aborrecerla.

Directriz I. Entended y lamentaos del estado corrompido y miserable de vuestros hijos, el cual han derivado de ustedes y agradecidamente aceptad el ofrecimiento de un Salvador para ustedes mismos y para ellos, y entréguenlos y dedíquenlos absolutamente a Dios en Cristo en el pacto sagrado, y solemnizad esta dedicación y pacto por medio de su bautismo Y para este fin entended el mandamiento de Dios para que entren vuestros hijos solemnemente en pacto con Él, y las misericordias pactales que por tanto les pertenecen a ellos. Romanos 5:12,16-18; Efe 2:1,3; Génesis 17:4, 13, 14; Deuteronomio 29:10-12; Romanos 11:17, 20; Juan 3:3, 5; Mateo 19:13, 14.

La magnitud de la influencia femenina

A través de la historia de la humanidad muchas mujeres han dejado el propósito de ser ayuda idónea para el hombre y han usado sus encantos, su belleza o su sexualidad para  hacer caer aun a los más valientes, audaces, poderosos, sabios  y feroces de los hombres. Por causa de muchas mujeres se han desplomado imperios, se han perdido guerras, se han destruido familias, empresas y misiones. Reyes, generales, presidentes, profesionales, científicos y hasta hombres comunes  han sido cegados por los encantos de una mujer.

Una de ellas fue Dalila, una mujer de la que se enamoró Sansón, un importante juez que gobernó a Israel durante 20 años. Sansón era conocido porque liberó a su pueblo después de haber estado 40 años esclavo de los filisteos. Era popular y respetado porque los protegía y los mantenía a salvo de sus enemigos; pero también conocido y temido entre los pueblos vecinos, especialmente entre los filisteos por haberlos derrotado y dado muerte a muchos de ellos. Todos los que lo conocían, amigos y enemigos, sabían que era un hombre clave para la región. Para unos su vida significaba seguridad, para otros, destrucción.

Este hombre, tan importante y primordial en la vida de la antigua Palestina, demostró que a pesar de su fortaleza tenía una debilidad: su gusto por las mujeres. Naturalmente esto era conocido por sus enemigos y le causó muchos problemas.

Sansón tenía una relación amorosa con Dalila y, aunque la Biblia no dice explícitamente quien era ella, nos muestra que su interés en esa relación no era precisamente el amor.